Ingredientes:​

-La chía es la mayor fuente vegetal de ácidos grasos Omega 3.

-Contiene antioxidantes, proteínas, vitaminas, minerales, fibra.

-Ayuda a controlar los niveles de colesterol y tensión arterial, así como la salud del sistema nervioso e inmunológico.

-Favorece el desarrollo muscular y la regeneración de tejidos.

Chia

PROPORCIONA:

La Isomaltulosa

Es un carbohidrato único, con un gran potencial para ser usado dentro de un estilo de vida activo. Proviene de la pulpa de la remolacha. Presenta baja velocidad de absorción, lo que favorece un suministro de energía durante un tiempo más largo.

Jengibre

Evita calambres,reduce las náuseas; por su efecto antiinflamatorio, es muy valioso para ayudar a aliviar dolores musculares.

Grenetina

Ideal para deportistas. Aumenta la masa muscular sin añadir grasa.

Saborizante natural de limón

Proporciona un delicioso sabor, sin añadir colorantes ni saborizantes artificiales dañinos.

Ácido cítrico

El ácido cítrico tiene propiedades conservantes y facilita la metabolización de minerales en el cuerpo.

Mucílago

Se produce al humectar la semilla de la chía. Retrasa la absorción de los hidratos de carbono en el sistema digestivo, lo que garantiza energía constante durante varias horas.

Valor Nutricional

La chía contiene ácidos grasos escenciales como el Omega 3, que el cuerpo no genera. El 20% de su composición es proteína, 40% fibra y 34% aceite. No contiene gluten por lo que es apta para celíacos. No se conocen componenentes tóxicos en ella.

Beneficios para tu salud:

Tradición Mexicana.

¿Cómo eran los aztecas?

El cultivo de la chía era el tercero en importancia superado sólo por el maíz y el frijol. Se cultivaban mil quinientas toneladas anuales. Con ingerir sólo una pequeña cantidad de chía recorrían largas distancias. Su venta en producción fue prohibida y castigada durante la colonia ya que competía contra el trigo español. Sólo en áreas montañosas de México y Guatemala se siguió cultivando. Gracias a esto podemos todavía disfrutar de sus enormes beneficios.
Modifiquemos nuestra alimentación. Cambiemos los snacks poco saludables por lo que sabemos que es beneficioso para nuestro cuerpo. ¡Retomemos lo que a nuestros ancestros les proporcionaba agilidad, fuerza, inteligencia, resistencia!